Guía básica sobre Impuestos y Rendimientos de Inversión en México

Fernando Tapia

Si has pensando en un plan de inversión en México para generar ingresos pasivos, es importante que conozcas los aspectos fiscales que implica esta actividad. En este artículo te explicaremos de forma sencilla y práctica cómo funcionan los impuestos y los rendimientos de inversión en México, especialmente si quieres invertir en bienes raíces a través de plataformas de crowdlending como Expansive.

Guía básica sobre Impuestos y Rendimientos

Los impuestos

Los impuestos son las contribuciones que los ciudadanos y las empresas deben pagar al Estado para financiar sus gastos y servicios públicos. Los impuestos se clasifican en directos e indirectos, según si recaen sobre la renta o el patrimonio de las personas (directos) o sobre el consumo de bienes y servicios (indirectos).

¿Cómo funcionan?

En México, el sistema tributario está compuesto por tres niveles de gobierno: federal, estatal y municipal. Cada uno de ellos tiene facultades para establecer y cobrar impuestos, siempre y cuando no se dupliquen o contravengan la Constitución.

Los principales impuestos federales son el Impuesto Sobre la Renta (ISR), el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS). Los impuestos estatales más comunes son el Impuesto sobre Nóminas, el Impuesto sobre Hospedaje y el Impuesto sobre Tenencia o Uso de Vehículos. Los impuestos municipales más relevantes son el Impuesto Predial, el Impuesto sobre Adquisición de Inmuebles y el Impuesto sobre Diversiones y Espectáculos Públicos.

Rendimientos de inversión

Los rendimientos de inversión son los beneficios que obtienes al destinar tu dinero a algún tipo de activo financiero, como acciones, bonos, fondos, divisas o bienes raíces. Los rendimientos pueden ser fijos o variables, según si dependen de una tasa de interés o del comportamiento del mercado.

Los rendimientos de inversión se pueden clasificar en dos tipos: intereses y ganancias de capital. Los intereses son los pagos periódicos que recibes por prestar tu dinero a una entidad o persona. Las ganancias de capital son las diferencias positivas entre el precio de compra y el precio de venta de un activo.

¿Cómo se calculan?

Si quieres invertir en bienes raíces, una opción muy atractiva es el crowdlending inmobiliario, que consiste en prestar tu dinero a desarrolladores que realizan proyectos inmobiliarios rentables. A cambio, recibes una tasa de interés fija durante un plazo determinado.

Para calcular tus rendimientos de inversión inmobiliaria mediante el crowdlending, debes considerar tres factores: el monto invertido, la tasa de interés y el plazo. Por ejemplo, si inviertes 1.000 pesos en un proyecto que ofrece un 15 % anual a 12 meses, al final del plazo recibirás 1.150 pesos, lo que significa un rendimiento neto de 150 pesos.

Calculando tus imposiciones

Los rendimientos que obtienes por ejecutar un plan de inversión en México con el crowdlending inmobiliario están sujetos al pago del ISR, que es un impuesto federal que grava los ingresos obtenidos por las personas físicas y morales. El ISR se calcula aplicando una tasa progresiva sobre la base gravable, que es la diferencia entre los ingresos y las deducciones autorizadas.

En el caso de las personas físicas, la tasa del ISR varía según el nivel de ingresos, desde un 1.92 % hasta un 35 %. Además, existe una tabla de subsidio para el empleo que reduce el impuesto a pagar para las personas con ingresos menores a 11.000 pesos mensuales.

Para determinar el ISR que debes pagar por tus rendimientos de inversión inmobiliaria, debes sumarlos a tus demás ingresos del año y restar las deducciones personales que te correspondan, como gastos médicos, colegiaturas, intereses hipotecarios, aportaciones voluntarias al retiro, entre otras. El resultado es tu base gravable anual, sobre la cual se aplica la tasa del ISR según la tabla vigente.

¿Cómo se ve esto en la práctica?

Supongamos que en el año 2023 invertiste 1000 pesos en un proyecto de Expansive que te ofreció un 15 % anual a 12 meses. Al final del plazo, recibiste 1150 pesos, lo que significa un rendimiento neto de 150 pesos.

Además, supongamos que ese año tuviste otros ingresos por 120.000 pesos y deducciones personales por 20.000 pesos. Entonces, tu base gravable anual sería de 100 000 pesos (120 000 + 150 – 20 000).

Según la tabla del ISR para el año 2023, tu tasa efectiva sería de 11.11 %, lo que significa que debes pagar 11,110 pesos de impuesto. De este monto, debes restar el subsidio para el empleo que te corresponda, que en este caso sería de 407.02 pesos. Por lo tanto, tu impuesto neto a pagar sería de 10,702.98 pesos.

De este impuesto, debes descontar las retenciones que te hayan hecho tus fuentes de ingreso durante el año, como tu empleador o la plataforma de crowdlending. Si no hubieras tenido ninguna retención, tendrías que pagar el impuesto completo al presentar tu declaración anual en abril del año siguiente.

Cuida de tu patrimonio, y este cuidará de ti

Invertir en bienes raíces a través de plataformas de crowdlending como Expansive es una forma sencilla y accesible de generar rendimientos atractivos con tu dinero. Sin embargo, debes tener en cuenta que estos rendimientos están sujetos al pago del ISR, que depende de tu nivel de ingresos y deducciones.

Para facilitar el cumplimiento de tus obligaciones fiscales, Expansive te ofrece un reporte anual con el detalle de tus inversiones y los intereses que recibiste, así como el monto retenido por concepto de ISR. De esta forma, solo tienes que incluir esta información en tu declaración anual y pagar la diferencia si es que la hay.

Si quieres empezar a invertir en bienes raíces desde 1.000 pesos y obtener rendimientos superiores al 10 % anual, te invitamos a conocer los proyectos disponibles en Expansive y a registrarte como inversionista. ¡No dejes pasar esta oportunidad!

Fernando Tapia

Open chat
Hola👋
Como puedo ayudarte?